lunes, 6 de abril de 2009

Descanso de 20 minutos

Mientras tomaba un café leyendo las típicas noticias de sucesos con los típicos periodistas subjectivos, me vino a la mente que hoy era el día en que algo tenía que escribir, tenía que publicar una nota aunque no expusiese ningún tema en especial.
Todo este tiempo, sin realizar una publicación, en el que me excusaba con el pensamiento de: "no he tenido tiempo" o "estoy realizando algo que urge más pues hay que acabarlo lo antes posible..." eran simples y meros autoengaños. Realmente era lo que me temía y no quería admitirlo: Una mala organización del tiempo, ese tiempo inamovible y constante, una mala planificación que desemboca en una especie de desidia tediosa que vulgarmente y superficialmente es denominado como "vagancia".
Podría exponer un sin fín de factores que condicionaron mi conducta ante la falta de publicaciones constantes... aunque no servirían absolutamente de nada pues, aparte de no haber hecho las entradas, estaría intentando autoconvencerme por la mala planificación del tiempo así pues, no expondré ningún condicionante ante tal acción.
Con esto lo que intento reflejar o dar a entender es la falta y la importancia de una buena planificación del tiempo, del cual sólo uno debe de tener el verdadero control y es realmente el principio básico del fracaso en todos los niveles. De nada sirve volcarse en un tema único en especial, si dejas a un lado otros que aún aparentemente teniendo menos importancia o urgencia pertenecen a un todo común.
Tambien es sabido, que todos los días aparecen condicionantes que hacen díficil dicha planificación y que requieren de nuestras atenciones por su caracter urgente o su caracter impositivo.
Mirado desde ese punto de vista realmente (independientemente del grado de predisposición que tengamos) se hace cuanto menos complicado cumplir con la planificación del tiempo que uno se ha estructurado tan "inocente y humildemente".
Cuantas veces hemos escuchado " quien tiene el control del tiempo, tiene el control de sus vidas".
Ahora bien, que siginfica "control del tiempo" erróneamente tiene un significado cuadrado, monótono, sin sobresaltos, como sin vida... autómata... y más lejos del significado pueden caer esos conceptos "control del tiempo" nada más y tan simple que puede ser su significado como alguien que pueda equilibrar todos los aspectos de su vida tanto personal como social, tanto laboral como familiar, sin hacer ninguno más importante que el otro.
"Control del tiempo". Qué bonito suena... y que atroz para la persona puede ser malinterpretando esa frase... ya que se estaría rompiendo el significado de la vida pues la vida son vivencias buenas o menos buenas.
Volviendo al tema principal (pues ya estaba derivándome a otros temas) no hay excusa por todo este tiempo, ni hay nada más importante ni prioritario sólo la capacidad de la persona de ponerle tiempo a cada cosa sin sacársela a otras. De nada sirve dedicarse a un tema en especial si estamos dejando a un lado el resto.

1 comentario:

  1. hola mi niño......... ya veo que te levantaste muy filosofico . jaja un beso muy grande. pedazo interior que tienes.tq.

    ResponderEliminar