martes, 7 de abril de 2009

Pensamiento 4 siglos más tarde ¿Se ha aprendido algo?

Hoy...
"... A nadie debemos obediencia ni a ninguna toga la respetamos más que a la verdad... No pretendemos conocer y proclamar los límites del mundo: aceptamos los nuestros. Hemos cultivado el espíritu lógico y por tanto desconfiamos del espíritu sistemático. Lo que sabemos no proviene de la intuición ni de la revelación, sino de la experiencia. Creemos que el testimonio de los sentidos y la capacidad de cálculo revelan las verdades de la naturalza; la pedagogía del dolor y del placer, las verdades de la sociedad. ... Ninguno está tan seguro de su verdad como de que no debe perseguir a nadie por no compartirla. Los errores se refutan o se ignoran ,pero no se decapitan ni se queman.
Que unos hombres imperfectos castiguen por sus imperfecciones a otros es algo problemático aunque sea socialmente necesario. En el momento de aplicar las penas legales es cuando más humanidad hay que demostrar, porque la tentación brutal de lo inhumano está próxima.
El castigo debe buscar la regeneración por la sociedad de uno de sus miembros, no su amputación."
Voltaire
Justificar a ambos lados
Apaleado, perseguido, encarcelado y desterrado

No hay comentarios:

Publicar un comentario